CARRITO

Editar Carrito
  • No hay productos en el carrito.
Reparar azulejos

Cómo cuidar y reparar los azulejos para que se vean bonitos

Son resistentes y con un buen mantenimiento no será necesario reparar los azulejos

Para repararlos es conveniente acudir a un profesional

Si acabas de estrenar el baño o la cocina de tu casa seguramente te estarás preguntando cómo hacer para que los azulejos luzcan siempre así de bonitos.  Saber cómo cuidar y reparar los azulejos para que mantengan el brillo intenso y los colores vivos te ayudará.

Elegir los materiales apropiados para cada estancia es fundamental para su conservación. Los azulejos deben elegirse pensando no solo en cuestiones estéticas o decorativas, sino también en la utilidad del espacio que recubren, el desgaste que puedan sufrir, las condiciones de calor, humedad, etc. Si no te va a resultar más difícil mantener con vida los azulejos de tu casa.

Otro aspecto fundamental es conocer la técnica apropiada para colocarlos. Normalmente los azulejos que requieren huella para su instalación son más complicados. Si la masa de sellado no está bien distribuida o no se consigue respetar los niveles, es muy posible que se produzcan fracturas después de un uso continuado.

En ArranZeramica podemos asesorarte sobre cómo hacer una correcta elección de los azulejos. Pero además queremos darte algunos consejos para cuidar y reparar los azulejos. Y que se vean igual de resplandecientes que el primer día.

Por lo general los azulejos están sometidos a altas temperaturas de cocción que los hace muy resistentes. Por lo que su mantenimiento es muy sencillo. Aún así, un buen cuidado es la clave para su correcta conservación.

Para mantener el brillo lo más importante es no usar para su limpieza productos que puedan ser demasiado fuertes. Eso puede acabar con su apariencia natural. Evita la lejía, el salfuman, etc. Se comen el esmalte y pueden llegar a ser corrosivos.

Para limpiar las baldosas de cerámica basta con frotar con agua y bicarbonato la superficie con la ayuda de un cepillo suave. También puedes utilizar vinagre blanco rebajado o vinagre específico para limpieza.

Pero tienes que saber que, sea cual sea el producto que utilicemos, eliminar los restos es muy importante. Es la única manera de evitar que los azulejos parezcan opacos.

Además en el mercado y en tiendas de revestimiento se venden productos especialmente diseñados para este tipo de limpieza y dar brillo a suelos de cerámica. Algunos de ellos no necesitan aclarado. Y la mayoría de ellos tienen un PH neutro. Con un buen producto y un poco de cuidado, podrás conseguir suelos bien limpios y perfectos.

Pero para evitar que se estropeen y tener que reparar los azulejos, antes de limpiar cualquier superficie, hay que eliminar cualquier resto de polvo,  bien con una escoba, con una aspiradora o con una mopa. La humedad y el polvo son aliados perfectos para acabar con el brillo.

Si a pesar de eso, ves que es necesario aclarar, procura utilizar agua tibia y bien limpia. De esta forma arrastraremos todos los excedentes. Después deja que el suelo seque muy bien. Verás que el brillo que habías perdido comienzas a recuperarlo.

Otro consejo, no raspar las manchas con estropajos u objetos punzantes. Para eliminar las manchas intenta primero frotar insistentemente con un paño húmedo, haciendo movimientos circulares.  Procura utilizar un producto específico para su limpieza o bien rascar la superficie manchada con algo de plástico o de madera. Evita utilizar tijeras, cuchillos o cúters para eliminar las manchas.

Pero a veces los azulejos se rompen. Por ello siempre recomendamos guardar algunas piezas. Por si necesitáramos reparar los azulejos y sustituir alguna por otra. Si algo así sucede, es preferible que te asegures de qué las piezas están colocadas a su alrededor no están también dañadas.

Y que no se van a ver afectadas por los trabajos de reparación.  Quitar un azulejo del baño o la pared, puede hacer que los que están situados a su alrededor salten. Así es que te recomendamos que si no estas seguros de tener todas las herramientas y materiales necesarios para reemplazar o reparar el azulejo dañado, es mejor que cuentes con la ayuda de un especialista.

Si no es posible sustituir la pieza por otra igual, puedes reparar el azulejo parcialmente con una masilla apropiada. De esta manera evitaremos filtraciones de humedad; o que la rotura se haga mayor y tengamos que sustituir o reparar más de un azulejo.

Y ante cualquier duda, consulta con ArranZeramica. Nuestros profesionales te asesorarán sobre cuál es la mejor solución para conservar y reparar los azulejos. Y que siempre luzcan perfectos

 

 

 

Abrir Whatsapp
Hola ¿Podemos Ayudarte?